7.3.06

¿De qué sirve el muro que rodea el jardin cuando el suelo está seco?

-Seguro, Alabanda- le dije -seguro que las cosas acabarán cambiando-
-¿Y cómo?- respondió -los héroes han perdido su fama y los maestros sus discípulos. Los grandes hechos, cuando no son asumidos por un pueblo noble, no son más que un golpe en una frente sorda,y las más altas palabras, cuando no resuenan en corazones igualmente elevados, son como una hoja muerta cuyo rumor se hunde en el barro. ¿Qué quieres hacer?-
-Quiero- dije -empuñar la pala y arrojar la inmundicia en un foso-



Hypérion, Hölderlin

6 comentarios:

tetrabrik dijo...

no tenía los lentes y de entrada creí que era un pájaro gigante. luego, ya con lentes me di cuenta de que en efecto ERA un pájaro gigante.

Fideos y Fideos dijo...

yo los ojos grandes y la cabeza chica.
buen post.

Carroll's dijo...

cuando la tierra grita y nadie la escucha...

adhiero a los fideos con manteca

Bardamu dijo...

Para hacer eso, empuñar la pala y arrojar a un foso la inmundicia, es preciso encerrase durante largos años en la torre de un castillo.
A solas.

manooko dijo...

ei p


te has propasado
con este
gran texto

eh

sabelo


beso


manucobeleza

Anónimo dijo...

Para arrojar la inmundicia al foso primero hay que bañarse en la inmundicia.