28.7.06

7

-


El vestuario es un baldío, un casillero

con mi foto de Reynaldo y de poesia:

las montañas a la orilla del Vesubio.

Los vapores en su cielo me concentran

para el nado, la brazada y el esquema

de la pileta, es un juego de video.


Los jubilados se fueron, el profesor

toma una gaseosa en el bar de la entrada.


Mi malla se estira contra el gorro,

contiene la espalda que elevo


en impulso al tirarme de cabeza


derecha como pocos, porque llevo


la recta inclaudicable de la vara.


-

11 comentarios:

Jorgelin Valedrrobles. dijo...

qué manera, pero qué manera, de producir y producir.... Es realmente admirable, o envidiable para otrxs (para mí no, para mí es hermosx).
Gracias por la magia de no había nada y ahora hay algo. Por escribir tanto, bah.
Y entrar a tu blog y ver siempre nuevo, siempre nuevo, código a lo loco y eso. Únicx.
Bah, yo no lo veo por to lao, o to lo día. Eso.
Besos y flores para la autora.

el mismo dijo...

si acá se pudiera pondría caritas

Anónimo dijo...

no usar la palabra poesía en un p

Anónimo dijo...

chuparla

Gustavo Mechon dijo...

oh!, la recta inclaudicable de la vara!!!!!

alejo sarano dijo...

son muy buenos tu post. no hagas caso de comenst pelotudos

Anónimo dijo...

Esta serie me deja duro

AL-JAZERRA dijo...

arena en la vara?. alejandro

pablo dijo...

sabes que de repente la imagen de la vara me hace acordar a el bigote de Tonto, muerto, bastardo e invisible. Y me dio mucha gracia. Y solo voy a decir tres cosas más que hoy pensaba al salir del subte:
1. Tonto, muerto, bastardo e invisible, es la mejor novela corta que he leído.
2. Casas escribió el mejor cuento que he leído.
3. Y Roberto Bolaño es el mejor escritor de novelas latinoamericano.

Anónimo dijo...

¿Qué pasa con ese bigote?

Anónimo dijo...

a ese bigote le gusta decir lo que cree pertinente en el lugar adecuado. si no lo afeita como pierna de fémina