4.11.06

Otra que ventana, la gracia que me hace
la tarde desierta, es mucha y es grande.
Reconciliacion aérea en puerta, hay

2 choques de persiana, una manija
y las manos que la levantan a una en pogo, como sombra

misteriosa por los hombros. Se hace flotante
la boca, se hace
una celosía en el ojo, un apartado
del clima y de la sección policial.

Asi como enfundado, el mediodia me devuelve
plantas que son nuevas en la casa de mi madre
-biombo que separa, el almuerzo de la madrugada- La que cuelga,
azulada, del esquinero del televisor

no parece una fina, má, parece
un yuyo de baldío.


6 comentarios:

sol dijo...

hermoso

alejo dijo...

CADA VEZ MAS CRIPTICA. ALEJO

Fideos y Fideos dijo...

los hombros.

Anónimo dijo...

voy a hacerte saltar

ine dijo...

GRANDE GRANDE, me encantó!

muestra gratuita dijo...

sí sí sí, bueno riquísimo!