16.7.08

Bocho sí, bocho no

Una cosa de la otra se toma
de la mano, entre hormona y hormona,
sale el sol en la plaza de invierno.
Abajo, Bocho adormecido se acumula
a si mismo, tras mentón, tras lomo y tapa, lee.
Afuera, en la vida, pasan cosas más veloces que los aviones.
Adentro, un convoy atraviesa Polonia
un mujik se acomoda la boina
amapolas, como si nada, florecen
la estepa que guerra.
En un puente de San Petesburgo
una loca se tira y flota, y en la campiña
3 gordos nadan en un barril australiano.
Alrededor, grosellas. Todo lo que quieren
es tener un campito de grosellas.



.

7 comentarios:

tetrabrik dijo...

pasé a saludar

eugenio dijo...

chequeá spam por las dudas
saludos!

Anónimo dijo...

sí, tina. un campo de grosellas. un campo de alegría. te quiero mucho.

The Catcher in the Rye dijo...

lindo pau!
el viaje hasta polonia, la boina.........
las boinas tienen eso de que siempre se las puede acomodar ;)

M.

Feroz Javiera dijo...

qué buena palabra grosellas!

mauro m. dijo...

Son de la quinta de Gambarotta esas grosellas, las del final.

saludos

lo rigby dijo...

con vos me saco el sombrero