17.4.09

La papa y la gota

Escucho el vaivén constante de la mochila
de mi baño que pierde agua a rolete.
Mis oídos podrían tomar a las goteras
por cascadas termales, por la música ambiental
de una selva pequeña o de una choza pequeña
en una zona húmeda- pero se ponen inquietos.
Es mi baño, ese. Da justo a la pared de mi habitación
donde se apoya el televisor donado.
10 pulgadas, 12 pulgadas más o menos.
Nunca se pudre la papa del televisor,
porque nunca la prendo.

2 comentarios:

EmmaPeel dijo...

y este también!

carl dijo...

doméstico pero fantástico
y viceversa,

lendo!