18.5.11

Perdí el parámetro de lo inolvidable pero pegué un instrumento con forma de elefante

Tenía puesto mi parámetro rojo de feria
con siete remiendos de seda (trucha).
Iba con calor y tenía el parámetro puesto.
Crucé avenida Rivadavia y corrí hasta el 55
repitiendo las palabras de Haydé,
"un lugarcito en dios es incómodo y no existe".

Y cuando subí, sudada,
anoté, pues sentí con fiereza,
COMO NADA SE TERMINA
NADA EMPIEZA.


Al principio me alegré
pero después me di cuenta que esa cuerda
trae de los pelos un futuro menguante
sin puertas ni pisos
de sensación...

¡Inolvidable, Inolvidable,
ya no sé lo que sos ni si alguna vez
con sinceridad te quise!

6 comentarios:

Rodrigo dijo...

con detenimiento y contra la pared crece la sombra en la phiedra

suprgranja dijo...

por dios!!!!

psycho airbag dijo...

remate hardcore

Mateo dijo...

buenaaaa!

P dijo...

bravo

Anónimo dijo...

muy buee