9.7.05

la decadencia del under

El ciber cafe transcurre tranquilo hasta que llega la gorda perfecta que dio el buen paso y abrio la verduleria. no puedo creer que mi vendedora de la esquina TAMBIEN usa interne, pero es evidente que si. se sienta a 2 maquinas de la mia y codea al niñito rolling stone que emocionado se bate a muerte con un Conter strike o alguna lucha del estilo. el rulitos que atiende muy asesor de tecnologia le ruega al rolling stone que baje el volumen dado que no esta solo en la sala, y recuerdo a mi bibliotecaria teodora que siempre nos enmedaba el silencio argumentando causas mas similares al comunismo que a la convivencia. pero se disfruta el despliegue de una moralidad entre tanto cable. en tanto y en cuanto, el niñito se para CON LOS PIES sobre la sillita que lo acuna y comienza a disparar cada vez mas fuerte como para alimentar una tropa de guatemala, arengando a los amigos imaginarios a matar a todos los ´terroristas´ virtuales, a no perder la oportunidad, a seguir el rastro. la verdulera tiene una coca cola en pajita y no quita al brabucón del ceño, cuando se harta de esta juventud que ya no tiene respeto por nada y le pone un cachetazo en medio del comercio. el rulitos le dice a la gorda que va a llamar a la policía y yo estoy estática escribiendo mas rapido que una droga porque la realidad apremia. El niño está enmudecido y la señora se da a la fuga, sin pagar y sin explicaciones, un amigo del agredido, ya mas quinceañero, le grita a la agresora que huye ´cara de concha´ (!). yo le pregunto al nene si está bien si quiere un caramelo halls. me pide un cigarrillo. yo le digo que es chico, se pone a llorar.
la gente se queda mirandose asombro como en una asamblea de caballito.
pago.
me voy con cara de Esta no me la cree nadie a pesar de que cada dia el mundo se pone mas superpuesto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

te creemos pau... estamos acá para testificar que al menos vos no sos de ficción... te queremos pau

Nat & Co

la gorda dijo...

´bráse visto..!

jimena dijo...

qué crónica! dios mío, qué crónica!

fideos dijo...

No te creo!!!!!