22.9.05

Ingrata

Siempre me costó distinguir entre lo bueno y lo malo y así quedè; creyendo que aprendía, a los golpes de cuchillo en torta, como una maniqueìsta.
Soy una ingrata. Me la pasè rogando por que me facilitara alguien en la oficina un diccionario francés-español para el parcial, me lo traen, en el almuerzo, comimos en el patio con sol, lo dejé olvidado ahì hace 2 horas. Ahora me llama ofendida su dueña, una abogada, que vaya a fijarme al patio....
Lo cagò encima una paloma.

2 comentarios:

Abril dijo...

No se, yo en tu lugar no me atrevería a exponer enunciaciones tan rotundas...

...quizá no fue una paloma la que le cagó encima...que se yo...pudo haber sido otra clase de pajarraco..

Anónimo dijo...

.....ý volviste a la oficina con caca de paloma en la cara y el libro limpio bajo el brazo ?
porfa !!
lupe