7.12.05

..dejaba comentarios extraños, y finalmente no era un spam

"Verga pana que pena" prosiguió "yo te saqué de la fiesta, seguro tenías tu culito allá adentro, no se tu control, tu entuque, tu jevita, tu mamita, que pena de verdad", "mira Melchor, yo no tengo un coño, de vaina y me tengo a mi mismo" le contesté "hace tiempo me retiré, después de documentar una a una todas mis historias, un día así como el que estas viviendo tu hoy me miré al espejo y me dediqué a otras cosas, no digo que de vez en cuando no le haga una maldad a alguna diabloterita, pero en general mi vida necesita paz y no hay vaina más complicada que un animal que sangra por cinco días y no se muere."

¡què poesìa malgastada en el olvido de internet! Esta democracia de circulaciòn va a acabar como un castillo kafkiano, todo traspapelado, obras maestras en desperdicio.

El caso de marras era Un Latino Lost in Virginia, un grafòmano complicado (hasta el final no lleguè)

2 comentarios:

guacha editora dijo...

què jerga, què gestos!

tetrabrik dijo...

misma frecuencia, recomiendo al tándem dominicano: homero pumarol http://hugodechina.blogspot.com/

y juan dicent http://blogworkorange.blogspot.com/