6.11.06

se tiende la cama se borra, el rastro de la dormida


¨(...)Mientras el tipo se mantuvo en el estadio del pensamiento prelógico y tuvo el sentido mágico del mundo, rigió esa magia por dos leyes: ¨lo semejante produce lo semejante¨ y ¨las cosas que una vez estuvieron en contacto siguen afectándose a distancia aunque se haya cortado el vinculo material que las uniera¨. Fueron la magia homeopática y la magia contaminante [o simpática[. En virtud de esta última o -sea de que sigue existiendo una unión entre partes separadas que antes estuvieran unidas- es que el primitivo creyó que podría embrujársele, por los mechones de su pelo o los recortes de sus uñas, con palabras de hechicería que sobre ellos se pronunciasen. Por eso muchos enterraban el pelo que se cortaban, o las uñas, en sitios escondidos, y aun enlos templos de sus dioses. Cuando un negro cafre despioja a un amigo, le entrega, religiosamente, y bien contados, los parásitos que le sacó(...)¨

Wimpi, ´Canibalismo´, en El gusano Loco
Ed. Freeland, Bs. As., 1971

2 comentarios:

Lord Cheselin dijo...

Rescatar a Wimpi es una finura.
Otra perla seria Cesar Bruto

Anónimo dijo...

En China hacian lo mismo con los pelos, uñas y soretes del emperador. No vaya a ser cosa que cayeran en manos de los japoneses y se pudriera todo.